PRENSA

Moaña negociará con bancos la puesta en marcha de un programa de alquileres sociales

 FRAN G. SAS - MOAÑA El Concello de Moaña tratará de negociar con la fundación de la entidad bancaria La Caixa y con los responsables de su servicio inmobiliario Servihabitat la puesta en marcha de un programa de alquileres sociales similar al implantado en ciudades como Terrassa (Barcelona) del que se podrían beneficiar los vecinos que se han quedado sin vivienda tras la ejecución de una hipoteca por parte del banco por impagos, así como aquellas personas que opten por convertir su hipoteca en un alquiler para evitar el quedarse sin su casa al no poder hacer frente a las letras del banco. Así lo explicó ayer la edil de Servizos Sociais, Mayka Maya, tras participar en la segunda mediación del Concello con una entidad bancaria para tratar de minimizar el impacto de un desahucio, que en este caso afectaba a dos familias. Esta propuesta será debatida en la comisión especial contra los desahucios que se reunirá el tercer jueves de julio, con el objetivo de sumar el apoyo de la oposición y de colectivos sociales. "Pero ya iniciaremos las negociaciones antes para ir avanzando en una vía que no supone nada descabellado, pues se está llevando a cabo en otros lugares", indica Maya. Las viviendas que pasarían a este régimen de alquiler social son precisamente las adquiridas tras la ejecución de hipotecas.
El ejecutivo moañés lanzó esta propuesta justo después de que la propia Maya participase como mediadora en la negociación entre dos vecinas y los responsables de La Caixa para mitigar las consecuencias de dos deshaucios. Tras una reunión de dos horas en la oficina que la entidad tiene en la villa, la edil manifestó que el resultado fue "positivo" aunque con reservas.
Una de las afectadas, que pedía la condonación de la hipoteca, no la logró, aunque sí ganó tiempo para presentar un plan de pagos y se llevó la promesa de que, de momento, el banco no ejecutaría un embargo. Eso sí, la afectada todavía debe hacer frente al pago de la deuda de 22.000 euros que le resta después de que la entidad ejecutase la hipoteca.
En el otro caso, la vecina Montse Delgado, logró que la entidad le aceptase la dación en pago por lo que deberá abandonar su vivienda, una vez que resuelva otro asunto económico para el que también contará con el apoyo del Concello. Quedará libre de abonar una parte de los 158.000 euros que todavía le restaba por pagar. A esta solución se llegó después de que La Caixa descartase su petición de una carencia total de dos años en la hipoteca.
Comisión en Bueu
Desde la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de O Morrazo, explican que Bueu se sumará a un camino que ya iniciaron Moaña y Cangas. En el pleno del 2 de julio el colectivo solicitará la creación de una comisión especial contra los desahucios, que previsiblemente encontrará el apoyo del Pleno. Asimismo, presentará ya una propuesta de integrantes de la mesa para que se empiece a reunir cuanto antes y a buscar medidas para mitigar los desahucios en el municipio.
video


Afectados por las hipotecas piden al Concello que exija la paralización de los desahucios


En la comisión especial que se constituye el próximo día 15 solicitarán medidas como una relación de los pisos vacíos en manos de bancos para destinarlos a un alquiler social

FRAN G. SAS ? MOAÑA El próximo 15 de diciembre Moaña adoptará una medida pionera en todo el Estado: la creación de una comisión especial para tratar de evitar los desahucios de vecinos que no pueden hacer frente a su hipoteca, al encontrarse sin empleo. Esta medida responde a un acuerdo adoptado en el pleno del 28 de abril y hasta el momento solo el Ayuntamiento de Barcelona ha adoptado una postura similar. En principio, la comisión se reunirá siempre el tercer jueves de cada mes.
Para la primera sesión, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas ya ha apuntado una serie de exigencias que espera que se concreten y tengan efectos inmediatos. Entre ellas, pretenden que el Concello se dirija a las entidades financieras que operan en Moaña para exigirles la paralización de todos los desahucios y la condonación de las deudas adquiridas con el actual proceso de ejecución hipotecaria, que para la Plataforma son "ilegítimas".
Otra de las demandas pasa por la eliminación del impuesto municipal de plusvalía para las personas que pierdan su vivienda. Esperan que la comisión sirva también para revisar los protocolos de actuación del departamento de Servizos Sociais, de tal forma que ninguna familia pueda verse amenazada con perder la custodia de sus hijos a causa de un desahucio. Proponen que este departamento colabore en pedir al juez la suspensión del desalojo cuando se refiera a la vivienda única y habitual. Piden también que el Concello no ponga "ni un solo guardia urbano" a disposición de las órdenes para ejecutar las hipotecas que no se pagan.
Alquiler social
Cuando no se haya podido impedir un desalojo la comisión especial deberá garantizar una vivienda digna en régimen de alquiler social a los afectados. Finalmente, la Plataforma espera que el Concello elabore un censo de los pisos vacíos en manos de entidades financieras, que se deberían destinar al alquiler a un bajo precio. El colectivo de afectados propone un incremento del IBI para forzar a los bancos a poner las viviendas en alquiler.
Esta mesa deberá estar formada por el alcalde, un representante de cada grupo político, un integrante de la Federación vecinal A Chamusca, un miembro de la propia Plataforma de afectados, la asistente social del Concello y representantes de los colectivos vecinales que no forman parte de A Chamusca.
La creación de la comisión especial fue apoyada por todos los grupos en el Pleno, aunque su constitución se ha retrasado varios meses.